ESPACIOS DE FORMACIÓN, ESPACIOS DE CO-CREACION.

El valor diferencial de las organizaciones es directamente proporcional a la cualificación y formación continua del capital humano que las conforman y a la implicación de la Dirección en la creación de canales para una eficiente delegación y descentralización de tareas y funciones, así como para una ágil interacción entre individuos y departamentos.

Esta es una premisa indiscutible desde nuestro punto de vista y está ligada a la correcta integración entre personas, espacio y tecnología: facilitar la comunicación, la interacción entre personas, el intercambio de ideas, la conectividad interna y externa en los espacios de trabajo modernos.

Los procesos de selección, formación del talento en las organizaciones ha pasado a ser un elemento estratégico de diferenciación que debe ser cuidado con mimo, y por lo tanto la retención de ese talento en el tiempo juega un papel cada vez mayor.

En el terreno de la formación el objetivo es facilitar la transmisión del conocimiento, por un lado, eso es evidente, pero también provocar el crecimiento orgánico del mismo gracias a la participación de toda la empresa en mayor o menor medida en todos los procesos de creación y/o decisión de la compañía.

En este sentido los nuevos espacios de trabajo están sufriendo una notable transformación que viene acompañada de la imparable revolución digital, de las comunicaciones, del internet de las cosas, y de la concienciación absoluta de que hoy los nuevos trabajadores del conocimiento demandan espacios de trabajo donde la creatividad individual pueda ser explotada al máximo, que se sientan como en casa.

De igual manera se ven afectados los espacios dedicados a la formación del personal. Hemos superado la idea de salas cerradas, aburridas, donde el proyector y las mesas polivalentes componibles lo eran todo.

Hoy la formación y la transmisión del conocimiento en las empresas se desarrolla en diferentes situaciones y lugares del edificio: la zona office, un rincón que antes estaba perdido y que ahora pasa a ser una zona de colaboración configurada con sofás rodeados de paneles junto a la compañía de una pantalla de videoconferencias…

Esas salas, hasta ahora dominada por mesas componibles y algunas incomodas sillas de bajo precio,  hoy esta se diseñan en ocasiones sin mesa alguna, sino por un conjunto de pouf informales que dirigen su mirada a una pantalla interactiva en la que varias personas interactúan simultáneamente con una proyección a la vez que escriben en la pantalla y les contempla una video conferencia en ese mismo punto de la pared mientras otro equipo interactúa con nosotros desde miles de kilómetros de distancia. Pizarras interactivas, videoconferencias, rotulación, post-it, poufs, columpios, luz, acústica condicionan hoy estos espacios, y por ello el correcto estudio acústico y lumínico, la tecnología, la conectividad, el mobiliario y los elementos de asiento deben aliarse para favorecer la transmisión del conocimiento en los nuevos espacios de formación aportando bienestar acústico y visual, y facilitando al máximo la comunicación y la creatividad.

Espacio Aretha presta especial interés en este aspecto y aportara a vuestros proyectos infinitas soluciones para lo que realmente necesitas.

¿Sumamos?

¿Quieres saber más? accede a nuestro catálogo

Solicítanos  información

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies