El cuidado de la productividad por medio de la acústica.

Es indudable que el avance de los espacios de trabajos abiertos son un hecho. Lo estamos viendo con la irrupción de numerosas iniciativas de coworking que apuestan por este modelo, ya que son muchos los beneficios que aportan, como el ahorro de espacio, el fomento de la comunicación y el trabajo en equipo, implementación más económica, y una mayor facilidad de remodelación y reposicionamiento a futuro entre otras.

Pero como en cualquier otro ámbito de la vida, también aparecen hándicaps que pueden llegar a cuestionar la viabilidad de estas soluciones. Una de las más relevantes es, la posible merma de la productividad debido al ruido ambiente. Según una encuesta realizada por Leesman Review, el 76% de los empleados que trabajan en oficinas considera el ruido como un elemento crucial en el ambiente de trabajo. Otro estudio de 2010 realizado por la Haute Ecole de Lucerna, determinó que el ruido causa una merma del rendimiento cognitivo, fomentando la necesidad de aislamiento por medio del uso de auriculares u otros medios, perdiendo de esta manera el leitmotiv de esta concepción de espacios de trabajo; la comunicación y el trabajo en equipo.

Después de más de 20 años experimentando el trabajo en áreas abiertas en Europa, en estos momentos hay una tendencia de cambio que busca la alternancia entre espacios abiertos y espacios cerrados que propicien la concentración y la privacidad.

En este contexto se vuelve de suma relevancia la implementación de soluciones de acondicionamiento acústico para la disminución de la reverberación por medio de materiales fonoabsorbentes, aportando confort y bienestar.

Adoptar estas soluciones demuestra que el hándicap que suponía el ruido ambiente se convierte en un aliado para el desarrollo de los nuevos proyectos por medio de la implementación de soluciones acústicas polivalentes por medio del equipamiento de la oficina y la división de espacios de una manera integradora y estética.

Cuando hablamos de acústica en arquitectura, nos encontramos con dos conceptos principales, la insonorización y el acondicionamiento acústico. La primera se refiere a reducir e incluso eliminar la transmisión de sonidos entre dos espacios colindante o entre un espacio interior y otro exterior. Por otro lado, el acondicionamiento acústico nos permite reducir la intensidad del ruido ambiente en un espacio interior, absorbiendo parte de la energía de las ondas sonoras y disminuyendo de esta manera los tiempos de reverberación.

Aunque la acústica es una “ciencia” compleja, comprender y aplicar los conceptos básicos para poder tomar decisiones eficientes y efectivas puede resultar sencillo conociendo las diferentes alternativas y sistemas existentes. Esta es una labor en la que desde Espacio Aretha te podemos ayudar.

Las soluciones para conseguir un adecuado acondicionamiento acústico son variadas, desde simples panelados de paredes y techos, hasta elaboradas propuestas decorativas, pasando por phoneboxes, livianos separadores decorativos, techos acústicos descolgados y complementos para el mobiliario, que además de su propia funcionalidad, aportan valor visual al espacio.

Aquí podrás encontrar interesantes casos de éxito al respecto.

Visita nuestra sección dedicada a la acústica.

Solicita más información

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies