TRABAJAR ES UN PLACER….

Consulta catálogo de espacios colaborativos

 

Ese es el  reto de tantos profesionales de la arquitectura y del interiorismo: diseñar espacios de trabajo fluidos, dinámicos y flexibles capaces de conectar personas, espacios y tecnología en los que lograr cotas de bienestar individual y colectivo que nos permitan disfrutar de nuestro lugar de trabajo, incrementar la productividad y eficiencia y permita la retención del talento.

Los espacios de trabajo evolucionan de manera exponencial hacia situaciones de trabajo alejadas de la mesa tradicional personal en propiedad, dando vida como lugar de trabajo creativo a espacios que tan solo unos pocos años atrás estaban asociados más bien a la improductividad o al ocio: áreas lounge, sofás individuales, zonas de café, áreas de conferencia… Hoy es precisamente todo lo contrario. Esos puntos de encuentro informales, alejados de la mesa de trabajo, de “mi mesa de trabajo”, hoy permiten momentos de concentración o de colaboración de manera flexible y cambiante, permitiendo a los usuarios transferir conocimiento, experiencias, ideas, negociaciones de manera rápida, informal, eficiente, dinámica. Un espacio hoy tiene varias usos y funciones, y no sólo por una persona sino por cualquier miembro de la organización.

Es la consecuencia del cambio social, demográfico, cultural y tecnológico que estamos experimentando, y que exige al lugar de trabajo que se adapte también para reflejar la forma en la que la sociedad evoluciona.

De todo ello han tomado nota los responsables de recursos humanos, los comités directivos de grandes y pequeñas organizaciones desde dos puntos de vista. Por un lado, entendiendo que el lugar de trabajo debe ser un instrumento estratégico para que los equipos y las personas puedan aportar el máximo de su creatividad y productividad, y de ahí la necesidad de crear entornos donde las personas encontremos una extensión de nuestra vida privada, con niveles de bienestar, personalización e integración lo más alto posible. De esa forma se puede potenciar el “engagement” de las personas con la organización.  Por otro lado, considerando que el espacio de trabajo puede y debe reflejar los valores de la propia compañía, proyectando hacia dentro y hacia fuera dicha imagen mediante un diseño adecuado de las misma.

Vosotros arquitectos e interioristas tenéis el importante reto de comprender necesidades operativas, funcionales y de cultura de empresa para integrarlos de manera eficiente en conceptos personalizados y adaptados a la medida de cada cliente.

Desde ESPACIO ARETHA nos preocupamos cada día por aportaros ideas que alimenten vuestra inspiración y creatividad con soluciones con un alto grado de diseño y diferenciación que darán este toque único y exclusivo a vuestros proyectos.

¿Sumamos?

 

Consulta catálogo de espacios colaborativos

Solicita información

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies